Follow by Email

viernes, 19 de junio de 2009

INTELIGENCIA ESPAÑOLA



“Animal útil al hombre por su carne, por su fuerza y por su leche”, se decía del buey en el antiguo Juanito.

Salmonete: pez de grata captura para el pescador deportivo por su desconfianza increíble, por su lucha encarnizada y por su valor en la mesa, a pesar de lo cual ha sido excluido del programa de pesca del jefe de la Inteligencia Española, que prefiere batirse el cobre con el correoso –en la cocina– pez espada, maestro Afrodisio del mar.

A propósito de la Inteligencia Española y su sentido proverbial del deber, he aquí, por gentileza de José Ramón Márquez, un "Informe reservado" aparecido in illo tempore en La Ilustración Española:

“A las noticias que V. E. pide sobre la conducta de aquel individuo, debo responderle lo que resulta de mis averiguaciones:

No tiene antecedentes penales; es un buen padre de familia; no se le conocen deudas, vicios ni desórdenes, y como tanta moralidad es sospechosa, se le vigila sin descanso.”