Follow by Email

sábado, 30 de agosto de 2014

Xabi Alonso



Francisco Javier Gómez Izquierdo

          Da la lista Del Bosque y no están los Xavis. Hernández y Alonso. Alonso y Hernández. Un catalán y un vasco. Dos futbolistas emperadores que unieron a los españoles como no lo hayan hecho príncipes. Como héroes de las mitologías, formaron divina yunta para que el fútbol patrio fuera envidiado y campeonara dos lustros.... pero a los Chavis, que son humanos, se les va marchitando la brillantez.  Más al catalán que al vasco, pero es evidente que ninguno de los dos está para los esfuerzos y exigencias pasadas. Xavi Hernández sigue en el Barça y no estamos seguros si hace lo correcto. Xabi Alonso se despide del Madrid y no tenemos motivos para afeárselo, porque Xabi Alonso es un señor inteligente, educado, discreto y sobre todo formal. Un señor al que no le gusta andar en bocas y que se ha ganado el respeto de todos los aficionados, hablando lo justo y necesario.

         El padre de Xabi Alonso se llamaba Miguel Ángel pero le decían Perico y los de Tolosa, su pueblo, Perico el Chatarrero. La nobleza que transmite sin palabras la familia debe venir del Alonso, pues, aún pareciendo el “Perico” mote muy aldeano, el padre de Xabi fue tan respetado como él y tuvo igual consideración entre todos los aficionados. Fui afortunado testigo de los gloriosos años de la Real y de Perico Alonso desde un graderío del viejo Atocha gastado como escalera de campanario y al que aquel centrocampista lanzaba aéreos puñetazos eufóricos. Contribuyó poderosamente a ganar las dos ligas de la Real, aunque en el recuerdo sólo perduren artistas como Zamora, Diego, Satrústegui o López Ufarte. En el Barça destacó su formalidad e incluso cuando Terry Venables le mandó al ostracismo,  Perico no desfalleció. Se vistió de arlequinado y le nombraron general. Subió al Sabadell a Primera y recuerdo que colaba muchos goles. Mi paisano Fernández Manzanedo los paraba y entre los dos mantuvieron dos años un milagro.

     Xabi Alonso corre más erguido y con más conocimiento que su padre. Tiene más vista y mejor tino que su padre y da la impresión de que en el campo y en el vestuario es mas obedecido que su padre. Xabi Alonso transmite la famosa autoritas y nos parece que es un poco envidiado por sus colegas, celosos de su natural elegancia. Xabi Alonso es elegante sin esfuerzo, porque entre otras cosas, no va a la moda y gasta ciertos principios. ¿Es elegante que el Real Madrid vista de rosa? Alguien habrá que me dirá homófobo por no gustarme la ropa rosa en el hombre, pero rotundamente no me gusta nada. Nada, nada. Absolutamente nada. A mí el Real Madrid vestido de rosa me parece disfrazado para festival benéfico. Así me parece y así lo dejo puesto.

     No acabo de entender lo del Bayern. Le hacía más en la Real. En la primera casa del padre, pero Xabi es valiente y sobre todo formal. Como su padre. Como los Alonso de Tolosa. ¡Que le vaya como merece!