Follow by Email

jueves, 1 de abril de 2021

Desmemoriados

 

Caricatura de Victorien Sardou


Ignacio Ruiz Quintano

Abc


    Arrecian las gamberradas contra el patrimonio cultural en nombre de la Memoria Histórica, contra lo cual por cierto, en la España oficial sólo se plantan los de Vox, porque, después de todo, “¿a quién importa Franco?”.


    El futuro creando el pasado. Es la Memoria Histórica, ideología con dos objetivos: táctico, la desmoralización de los españoles, y estratégico, la deslegitimación de la Monarquía. La historia ya no es para adultos, así que la pueden llenar de leyendas. A este ritmo, la Guerra Civil española dará de comer a más buhoneros que la Revolución francesa.
    

Los conversos y los revolucionarios tienen mala memoria y peor índole –avisó Santayana–. Para justificar su apostasía, requieren de la difamación de su pasado y que ésta se imponga a su alrededor. Son los fundadores de las peores tiranías.
   

 Por ejemplo, la de los actuales Estados de Partidos, cuya naturaleza, ligada al capital financiero desde la corrupción del Directorio de “los perpetuos”, resulta incomprensible sin el conocimiento de la Revolución francesa, “el gran hecho histórico –en palabras del español que mejor la estudió– que aún nos llega a la memoria como juicio ideológico emitido por la cultura dominante para darnos la lección del pasado más conveniente a la perpetuación de su dominio”.


    El ensayista nos lleva al estreno en París, en 1891, del drama “Thermidor”, de Sardou (¡el autor de la Bernhardt!), en el cual los buenos son los termidorianos, y los malos, los jacobinos de Robespierre (¡hoy de Cayetana!). Ante las protestas populares (¡populismo!), la policía cierra el teatro a la tercera representación. Clemenceau interpela a los liberales: “Señores, lo queramos o no, la Revolución es un bloque del que no se puede retirar nada”.
    

El dramaturgo (Sardou) falseó la I República. El político radical (Clemenceau) creó la impostura de la III.
    

Nuestros talibanes de hoy son ratoniles de alma hasta en la destrucción: teniendo la catedral de Santiago, que hizo a Europa, apuntan a la cruz de Celanova.

[Jueves, 25 de Marzo]