Follow by Email

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Cimarronerías

 

"El Madrid es un potro salvaje". Me gusta esta frase de Relaño. Bueno, he cambiado la palabra caballo por el vocablo potro, porque así vibra más sobre la cuartilla y le añade nervio y juventud. Ese nerviosismo que le provoca el sentir como se abrasan sus pies, como pierde lugar de apoyo en su andadura periodística le tiene en ascuas a don Alfredo, como al personaje que interpretara Liz Taylor en la película de Richards Brooks la indecisión de su marido, siempre en perpetua amenaza de abandonarla, como Mou al madridismo. Los grandes prebostes de la prensa parecen todos ellos personajes de Tenesee Williams, siempre atormentados por secretos inconfesables que hacen que aflore al exterior todo su ingenio y capacidad de daño. Vivir permanentemente en la mentira, suplantar la realidad por una falsa circunstancia crea seres atormentados que agreden constantemente a quienes les rodean al sentirse amenazados. No se preocupe usted por si Florentino ha atado las cinchas al potro, don Alfredo, preocúpese mejor por donde pisa, que ya sabe lo que le pasó al señor don Gato cuando estaba sentadito en su tejado, marramamiau.

Lectura completa: Varikyno

Qué verde era mi valle