Follow by Email

lunes, 12 de octubre de 2015

El manto de la Virgen del Pilar



José Ramón Márquez

[...] Este gran matador de toros que fue Vicente Pastor tenía unos excelentes amigos en Zaragoza. Era una familia de posición, de prestigio, que guardaba con el torero no sólo las atenciones debidas por unos admiradores al artista, sino verdadera y desinteresada amistad por el hombre, por el amigo. Pues bien, al retirarse de la arriesgada profesión, regaló Vicente Pastor a sus amigos de Zaragoza un magnífico capote de paseo –como eran entonces: bordados en oro–, y la familia estimó que aquella prenda que llevó el gran matador en sus tardes triunfales brillaría, más que en la casa, cubriendo a la imagen de la Virgen del Pilar. Se confeccionó con él un manto, y el trozo de seda y oro de la prenda de Vicente Pastor es colocado, el día que le corresponde, sobre la imagen sagrada [...]
Mario Alegría
Crónica, 13 de octubre de 1935

No dudamos que Vicente Pastor tuviese excelentes amigos en Zaragoza, pero ese manto, primero de todos los que ha tenido la Virgen del Pilar hechos a partir de capotes de paseo, fue en realidad un regalo del doctor Mascarell, cirujano de la Plaza Vieja de Madrid, a quien se lo había regalado Pastor. Se hizo a partir del capote de paseo, morado, que lució el diestro de Embajadores en su despedida del toreo ante sus paisanos, el 23 de mayo de 1918. El doctor Mascarell ofrendó devotamente el capote a la Virgen del Pilar agradecido a esta por su intercesión en la curación de una hija.