Follow by Email

lunes, 24 de junio de 2013

Don Marcelino, la dama y el puro

 La dama del vestido de lunares increpó a Luis Miguel
 por llevar en brazos a un niño que fumaba un puro

 El niño era Don Marcelino, quien, la mar de farruco,
 se revolvió y, sin bajarse de los brazos de Luis Miguel, explicó:
 "¡Oiga, señora! ¡Que tengo 55 años, soy bibliotecario por oposición
 y me fumo los puros que me salen de los c...!"