Follow by Email

jueves, 15 de octubre de 2009

BODEGA FUENTE DÉ




A cincuenta minutos y un euro de Madrid -duración y precio del vuelo en Ryanair-, abre en Santander sus puertas la Bodega Fuente Dé, en cuyas mesas, por poco más de catorce eurillos, los creacionistas y evolucionistas pueden debatir el origen del mundo alrededor del lodo primordial de un cocido montañés* con pan santo, vino de la casa y gaseosa -botella de agua con agujeros-, precedido de una fuente de bocartes fritos y coronado por una ración de alucinante queso picón abierto a todas las greguerías: a) el queso es la tarjeta del ganado vacuno b) el queso de Roquefort tiene gangrena c) el queso perfecto es el queso con gangrena d) lo malo de La Bruyére es que tiene nombre de queso e) los quesos más exquisitos son la gangrena de la leche...

* Nada que ver con el cocido madrileño de Ramón Gómez de la Serna: una pecera en que a veces hay un hueso, un ala, un pedazo de orejilla a medio afeitar y al fondo unas piedrecitas de río.