Follow by Email

sábado, 6 de noviembre de 2010

A Gerard Mortier, de Frascuelo & Gayarre

Gayarre

Almuerzo.- Con uno muy suculento, al decir de los comensales, obsequió el miércoles anterior el espada Frascuelo a su amigo el tenor Gayarre.

Una señorita cantó, siendo felicitada por el célebre tenor; Currito bailó, y Gayarre, a petición de una de las hijas de Salvador, cantó magistralmente.

Todos los comensales quedaron sumamente complacidos, terminando tan amena reunión en el andén de la estación del Mediodía, donde bajaron los convidados a despedir a Gayarre, que aquella misma noche partió para Málaga.

Buena frase.- Dice un periódico que en el almuerzo con que obsequió Frascuelo a Gayarre, dijo este artista que no cantaría en Madrid mientras Rovira fuese empresario del Real. "Pues entonces -dijo Frascuelo-, cuando tú cantes yo torearé en Madrid."



Frascuelo