Follow by Email

miércoles, 31 de octubre de 2012

En la muerte de Fernando Díaz-Plaja

1919-2012

-Wenceslao Fernández-Flórez era mi autor favorito. Lo leía tan a menudo que me sabía de memoria párrafos enteros de sus obras que recitaba a cualquiera que quisiera oírme. Mucho más tarde, en los años Cincuenta, tuve la suerte de conocerle personalmente; al ser mi vecino de Madrid (él vivía en Augusto Figueroa (sic) [Alberto Aguilera], 12, y yo, en la plaza del Conde de Valle de Suchil), tuve la alegría de tenerle a menudo a comer en mi casa.
Fernando Díaz-Plaja

Algunas mujeres buenas

J. B., por una  Irlanda tranquila
(Colección Look de Té)

Jorge Bustos

 Para combatir la neurastenia otoñal siempre recomiendo la compañía de militares condecorados, a falta de más ruedas de prensa de Mourinho. Me brindó esa ocasión mi amiga –y ex compañera de este diario– Evangeline O’Regan, que conoce el estamento militar español bastante mejor que cualquier eurodiputada catalana pese a provenir de otro condado, el de Cork, Irlanda. Recogía Eva en el Cuartel General del Aire su Premio Defensa 2012 por un reportaje publicado en Época sobre los SEAL españoles, quienes al decir de las milicias ágrafas de Mas no tienen otra cosa que hacer que invadir Cataluña de forma inminente.

¿Y quién va a sobrevolar la Sagrada Familia mientras dure esa gala? —me pregunta Ignacio Ruiz Quintano cuando voy de camino, preocupado con razón por una posible descoordinación de los cazas en misión españolizante.
 
Antes de poder acceder a la mole cúbica del Ejército del Aire se me cuadran cuatro soldados sucesivos inquiriendo mi propósito. Quieras que no, estas atenciones de la liturgia marcial ya le van enardeciendo a uno, que corre el peligro de sentirse alguien con cada canto de mano en la frente. De la emoción casi acabo confesando que soy periodista.

Espere aquí a que baje el teniente encargado de las acreditaciones —me explica el cuarto soldado, en cuyo brazo podría montarse una pequeña grúa portuaria.

Seguir leyendo: Click

Faugh-a-ballagh

Halloween

Playa de Lastres

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    La certeza de nuestra derrota ante la cultura anglosajona la tuve este verano oyendo a una señorina en la playa de Lastres gritar Kevin para llamar a su niño, que tenía toda la pinta de llamarse Baldomero.

    –Trick or treat?

    Es el Halloween, como si en España todavía nos quedara sangre para asustarnos.
    
Con los primeros fríos, Madrid se ha llenado de terrazas-tanatorios que instalan los restaurantes para atraer a los fumadores. Estanterías de cabezas que tienen mucho de calabazas echando humo por el hueco de las narices entre las llamas bicornes, que diría Borges, de esas estufas “kitsch” que son como las setas de esta democracia enana que no da para derogar otra ley fascistoide como la del tabaco.
    
Y ahí está, estabulado en su estantería municipal, el pequeño demócrata urbano, dispuesto a morir de una pulmonía porque el Estado no le deja morir de un enfisema.
    
Como detrás de todo moralista hay un sayón con todos los adelantos del sadismo, el castrador de fumadores ideó que en una socialdemocracia ejemplar el vicioso no puede fumar y beber a la vez, de modo que está prohibido beber en la calle y fumar en el bar.

    Y toda la calle, así, es un concurso de Ramón García, pero sin vaquilla (aquí la vaquilla es la “Stasi” municipal de la alcaldesa Botella), con parejas de novios pantomimeros que entran al bar por un buchito de cerveza y que salen a la acera por una calada de picadura, en un charlotismo absurdo de Charlot con máscara de señorito de la contemporaneidad.
    
Si matáramos a un muerto viviente en España, ¿iríamos a la cárcel?
    
Pertinente pregunta halloweenera que en un país de zombis se hace hoy Iñaki Berazaluce (vía J. M. Guardia), y que constituye el mayor desafío al equipo de creativos del ministro Gallardón.

Hermanos Tonetti

"Por culpa de ustedes estamos sin desayunar"

"Le apodábamos el Muerto porque en el ya lejano 18 de julio de 1936 le habían fusilado en la Plaza de Cataluña barcelonesa, junto con otras dieciocho personas. Los cadáveres permanecieron amontonados en la acera hasta la caída del sol e incluso fueron utilizados como parapeto durante una posterior escaramuza en el mismo lugar. Fournier estaba admirado de que en su condición de cadáver se diera cuenta de todo. Tenia varios balazos en el cuerpo y uno, el más atroz, en la cara. En un momento de prolongada calma, Claudio Fournier empezó a forcejear, apartando los cuerpos que le rodeaban y comprimían, y al fin se liberó. Arrastrándose como pudo llegó hasta la escalera de vecinos del cine Cataluña y alcanzó a golpear en la puerta del entresuelo. Le abrió una mujer que se desmayó, fulminada, al ver el estado de quien había llamado a su puerta. Fue el propio Claudio Fournier quien la reanimó, yendo a la cocina por un vaso de agua y echándoselo a la cara. después, la mujer, con mejor voluntad que eficiencia, llamó a un médico amigo quien trasladó a Fournier a su clínica y se salvó. Le quedó un residuo cíclico -creo que de orden psicosomático- que le hincha horriblemente la cara los tres o cuatro días anteriores y posteriores al 18 de julio de cada año. Fenómeno que he visto y comprobado en México, donde Claudio Fournier también se exilió."

Katalonien, der neue staat in Europa

Ahora han saltado al exterior y están destrozando la "Marca España" en el extranjero. Sin duda, tiene razón el alto Comisionado para la misma, D. Carlos Espinosa de los Monteros, cuando dice habitualmente "we have been too shy the last 25 years defending the interests of Spain". Tiene toda la razón, pero lo curioso es que, hasta ahora, no ha sido fuera de España ("Everything under the sun") donde no hemos hecho los deberes. Fundamentalmente, donde no los hemos hecho es dentro de España, permitiendo llegar hasta aquí.

El periodista deportivo


El terror de todos los madridistas de bien en este Halloween

@gesiOH

Miércoles, 31 de octubre

TRUCO O TRATO

¡Que suena Toril!

Ignacio Ruiz Quintano

martes, 30 de octubre de 2012

Amigos

Xavillas

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Un señor que da clase en la Universidad de Madrid y que se tiene por muy progre y solidario dice por la cadena cuatro que no hace caso de las faltas de ortografía de sus alumnos, por tan múltiples y variadas, y que no le preocupa que los universitarios escriban mal las palabras. Otro charlapuñaos de mi pueblo se atreve a pontificar y no se avergüenza al asegurar que la juventud española está muy bien educada, y hasta lleg a interpretar que el paisano insinúa que el título de la ESO habría de concederse  sin exámenes, para no traumar a los alumnos torpes.

     Con estos parámetros que gastan los sabios de hogaño, uno no sabe para dónde mirar y así se explica que lo que aprendimos como discreta virtud sea hoy objeto de premios con muchas ventanas a la calle. Que Xavi y Casillas sean buenos amigos es cosa que debía quedar entre ellos y parecernos bien a los que nos llegarán noticias de su buena convivencia, pero que los del Premio Príncipe de Asturias se entretenga en chismes de vecindad no cabe entre individuos que merendamos a los 50 años con los mismos que merendábamos a los 16.

     Que Xavi y Casillas -más Xavi que Casillas- tengan el reconocimiento del Mundo del Fútbol en general y que por sus extraordinarios triunfos deportivos fueran homenajeados hasta en la aldea más escondida, ha de enorgullecernos. El Cervantes premió un año a la Selección y es cosa que pareció bien, pero esta rebusca calderoniana de “el bueno para enemigo será para amigo bueno” empalaga en demasía a los que al parecer fuimos mal educados en el bachiller franquista.
     
Considero a Xavi el mejor jugador que ha dado el fútbol español. Posiblemente el reggista más influyente de la historia en un equipo, ya sea el Barça o la selección española, y pocos aficionados habrá que se hayan alegrado tanto de su contribución a los éxitos internacionales como un servidor. A la gente azulgrana y a periodistas deportivos de mucho prestigio les sobraba a mediados de la década del 2000 en el Barça, hasta el punto de que Rijkaard intentó buscarle una salida...  pero entonces llegó Luis Aragonés y le nombró Capitán General de la selección:
    
-Sí, sí, sí... Xavi, el bajito... fíjese que el tío no pierde ni un balón.

   Está bien reconocer el talento del pelotero Xavi y la categoría de Casillas en una portería, pero no está bien maleducar al personal premiando lo intrascendente. Si dan buen ejemplo a los niños actúan como deben, pero lo que ambos hacen excelentemente es jugar al fútbol -más Xavi que Casillas- y que sean amigos ni nos va, ni nos viene.
      
Al Príncipe de Asturias lo desprestigian las nefastas cavilaciones de un jurado loco por inventar el Nobel al deporte y al que amenaza tanto graciosillo loco por sacar chistes de la Monarquía a la menor ocasión. Vean si no al Excelentísimo presidente del Córdoba CF, posando como secuestrado por talibanes en lo que parece cuarto de oficina de almacén de licores antiguo, intentando coleguear con Su Majestad. Nos creíamos a salvo del bochorno de Sandokán, y de repente esto. El hombre se llama Carlos González y ahora mismo está explicando en la radio que su intención es amable y su ánimo aspira a llegar al corazón del cordobesismo como un verdadero amigo. No entiende tanto alboroto y justifica su supuesta torpeza a que ni tiene muchos estudios ni ninguna mala intención.

      Ya ven... otro amigo no buscado que aspira alternar con la nobleza.

"Estamos hasta los güevos"


Y Orwell cogió su fusil catalán

Militaria de J. B.
(Colección Look de Té)

Jorge Bustos

 Alarmado por las voces antifascistas que llegan del frente del nordeste avisando de incursiones militares en espacio aéreo catalán, deseoso de acrecer mi instrucción por lo que pueda suceder de un momento a otro, me he arrojado sobre las fuentes bibliográficas que registran las últimas operaciones bélicas acaecidas en el escenario del conflicto. En prevención de versiones parciales, he decidido empezar por la lectura de un informe extranjero, netamente antifascista y declaradamente catalanista desde el mismo título: Homenaje a Cataluña, firmado por un tal George Orwell. Se trata de un escritor inglés que, antes de alcanzar cierta fama como desertor de la utopía, ejerció de idealista enrolado en las milicias del POUM en 1936 al objeto de combatir el fascismo con el mismo ardor con que hoy se sigue combatiendo desde ese mediterráneo cantón de libertades. Su informe, sin embargo, constata en los lugareños una decepcionante ineptitud para la épica, como si los catalanes no cumplieran finalmente con lo que prometían ser y hacer, cosa inaudita.

Los reclutas eran en su mayor parte muchachos de dieciséis o diecisiete años, procedentes de los barrios pobres de Barcelona, llenos de ardor revolucionario pero completamente ignorantes respecto a lo que significaba una guerra. Resultaba imposible conseguir que formaran en fila.

Seguir leyendo: Click

Guerras

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    En Barcelona, una diputada socialista ha escrito a Bruselas, sede de la Otan, porque tiene visiones de sí misma cual Fay Wray manoteando en las agujas de la Sagrada Familia contra los cazas de García Morato enviados por “Madrit”, donde un diputado de la Esquerra propone a los diputados ir en Metro, aunque nadie sabe qué gana el Estado transportando a Irene Lozano en el Metro. ¿Más guerra?
    
Tenemos en Miranda de Ebro la guerra del chacolí, cuya DO reclaman los vascos. Tenemos en Baleares la guerra del podenco ibicenco, pues en Mallorca lo llaman “podenco balear”. Y tenemos en Barcelona ese video de alcaldes del PP buscando las paces (?) con un canto al olimpismo, al sol y a los fogones mediterráneos que recuerda un poco a aquel manual escolar de Fernández Flórez que ponderaba al buey como animal útil al hombre por su fuerza, por su carne y por su leche, mientras en Barcelona los independentistas más aprensivos esperan un “Sandy” garcíamoratesco de cazas centralistas sobre la Sagrada Familia, que ya no es la que nos vendía Carmen Rigalt con aquel “¡Que se jodan!” (los monárquicos recalcitrantes) cuando la boda de Doña Letizia, pues entonces los progres todavía les decían a todas las novias lo que toda la vida les han dicho los andaluces: “Te merecías un trono / por salada y por bonita”.

    –Me alegro del suceso, si han de ser felices –dijo Franco a Pemán cuando la boda de los Reyes–. Pero no crea que era sustancial el tener que ser la novia de sangre real. Hay en España no pocas muchachas que sin ser personas reales merecen un trono.
    
Fue el argumento sentimental (sin citar fuente) de los progres. Ahora resulta que para Rigalt la princesa es “una teresiana atormentada y tirando a cursi”.

    España parece una guerra perdida.

Chatbot

La otra Ángela

 
Se presenta un ingenio que se llama chatbot y que permitiría tener conversaciones. Su nombre familiar sería Ángela, femenino, claro, y en eso nos recuerda a Amiel, para el que la palabra fluía sólo entre mujeres


Hughes
 
Entre los labios y la voz algo se va muriendo, algo, que era la palabra más sencilla del diccionario, pero que no se estaría muriendo, sino que nacería, un renacimiento tecnológico de la palabra, de la palabra pensada, o todo el pensamiento que pueda deparar lo tecnológico, porque por lo visto se presenta un ingenio que se llama chatbot y que permitiría tener conversaciones. Su nombre familiar sería Ángela, femenino, claro, y en eso nos recuerda a Amiel, para el que la palabra fluía sólo entre mujeres. La máquina de hablar, un yo exiguo, permitiría ir más lejos que nada en la tarea modernísima y supertecnológica de destruir la soledad.

Un yo exiguo, sí, que de todos modos pulse no sé qué cuerda interior de palabras de silicio, de metales rarísimos con esa sensación de ubicación divina, de raíz observada de algo que nos entra si miramos fijamente un neón, un dígito fosforescente, porque en el fondo de lo digital algo late, algo. Y uno se imagina un coro de máquinas como voces de Kavafis gritando: ¡oh, sí, hablaremos, hablaremos! Porque este avance es un paso más también hacia el definitivo desprestigio del silencio.

Con ese algo empieza a lo mejor un humanismo nuevo que le quite a lo de ser hombre su preocupación fundamental, que no es el sexo, sino la conversación, y haga nacer una mundanidad biónica de salonnards nerds, friquis con conversaciones blade runners en las que, lo sabe cualquier cinéfilo, latía lo más profundo y metafísico del cine.
 
El chatbot sustituye a esos contestadores maquinales, que encierran todo en una circularidad de la que uno sale dando telefonazos a la mesa y tiene un peligro enorme para España, pues la atención al público, que es nuestra gran industria, podría ser sustituida.

El primer esbozo de esta máquina se configura también como una gata virtual que pudiera hablar, arrancando algo del eterno secreto felino, pues los gatos son poseedores, como deidades domésticas y chulánganos de esquina, del conocimiento que nadie dice. Un gato con conversación sería un escandalazo notable y una revelación de secretos y sabidurías para las que no estamos preparados. El chatbot, pues, como algo más que un gato y algo menos que una novia. Hacia la perfección de la novia que sólo maullara, todo espíritu y regazo.

Todos hablamos como chatbots alguna vez, con una lógica computacional de asentimiento, dando la razón, porque la máquina ésta lo que va a hacer primeramente es darnos la razón como a los tontos hasta que pueda derribarnos de todo silogismo, como un  tertuliano redicho… ¡ah, los tertulianos! ¡imaginémoslos sustituidos por chatbots enciclopédicos!

Yo ya me imagino con mi chatbot, femenino robot, que me permitirá la posibilidad de un nuevo tú. Seré como Anson cuando escribe a las actrices: “Tú, Ángela, me abres una voz que va más allá de tu programación. Esa espontaneidad tuya, Ángela, flor humana pero más que humana, ¿de dónde sale? ¿Qué tuyo que no es humano me está hablando y desde dónde?"

Y así, con la maquinita, irá pasando el rato…


Todos hablamos como chatbots alguna vez, con una lógica computacional de asentimiento, dando la razón, porque la máquina ésta lo que va a hacer primeramente es darnos la razón como a los tontos hasta que pueda derribarnos de todo silogismo, como un  tertuliano redicho… ¡ah, los tertulianos! ¡imaginémoslos sustituidos por chatbots enciclopédicos!

Halloween cultural de la derecha

 Lassalle, disfrazado de mendigo de Walter Benjamin

-Dos premios nacionales ha concedido hasta ahora el Gobierno Rajoy en materia cultural y ambos han ido a parar a las vitrinas del diario El País: el joven Marías, que se lo ha tirado a la cara, y Juanillo Cruz, que se ha puesto más contento que unas Pascuas.

 Fernando Gómez, Jefe Cultural en Burgos, dejando el premio de poesía en manos de Luisito García Montero.

Si Sandy llegara a Madrid...


Qué hacer en caso de catástrofe. Plan de emergencia de Madrid: lista de alimentos de supervivencia, pastillas potabilizadoras, rutas de escape...

Martes, 30 de octubre

VERGÜENZA

-Quien tiene vergüenza, ni come ni almuerza.
DICHO POPULAR

Ignacio Ruiz Quintano

lunes, 29 de octubre de 2012

Cabezotas

Llorente, ídolo caído
 
Francisco Javier Gómez Izquierdo
 
Imagino que los entrenadores de fútbol de 1ª División conocen bien la plantilla del club por el que fichan y tienen más de un concepto claro sobre las características de las de sus rivales. El Rayo Vallecano contrató a Paco Jémez con maneras que no gustaron en Córdoba, pero la prosperidad del técnico y la alegría de una buena temporada, perdonaron sin “acritú” la traición a la palabra dada:

        -Seguiré en 2ª con el Córdoba.

     El caso es que el bueno de Paco aterrizó en Vallecas con unos planteamientos futbolísticos que son válidos entre iguales, pero que han de tenerse por suicidas ante equipos de cierta enjundia. Paco es testarudo y a veces salta con un mal genio que tiembla el misterio. El empecinamiento del que presume puede arrastrarle al abismo de la destitución. Por eso haría bien en valorar como debe a cada uno de sus defensas, sobre todo a sus laterales Casado y Tito, aptos para asimilar dos cosas a la vez, pero incapaces de mirar por el retrovisor cuando adelantan; o a esos centrocampistas a los que pide una concentración mentalmente inabarcable y una calidad de la que están huérfanos. Una pérdida de balón de José Carlos o el Chori Domínguez son mortales de necesidad, por mucho que se multiplique Javi Fuego y teniendo en cuenta que la confianza en Jordi Amat no puede ser infinita. Caer ante el Real y el Barça es normal, pero que el Valladolid te cuele seis, invita a arrepentirse de los pecados y ponerse penitencia.
    
Paco Jémez es un extraordinario entrenador. Si le dieran un Valencia ó uno de los Atléticos estoy convencido que animaría mucho la Liga,  pues considero que está capacitado para sacar el 120% de sus pupilos. Está en el Rayo, donde ha sacado a pasear a un tal Leo, desconocido incluso entre los suyos, y al que la prensa pide goles maradonianos. No es predecible el futuro del Rayo, pero su plantilla valdrá más cuando Paco se vaya... o le echen.
     
Siempre he creído que buen entrenador es aquél que revaloriza a sus jugadores. Caparrós subió la cotización de los futbolistas del Athletic -como hiciera en Sevilla y está haciendo en Mallorca-  y es sabido que colocó en la palestra a varios desconocidos a los que el argentino Bielsa va raspando el caché. Caparrós era el entrenador ideal para el Athletic, pero el cainismo nacional lo defenestró al tiempo que una corte de aduladores amigos del parecer más que del ser, santificó a un señor al que adora por raro y misterioso. Soy testigo de cabezonadas del Loco Bielsa que pasan por genialidades entre tantos admiradores como tiene entre tribuletes, y cada vez que calienta Llorente con el 0-2 en contra, no puedo dejar de lamentar el manicomio en el que se está convirtiendo el Athletic.  Si no lo quiere, que no lo convoque, pero si cuenta con él, que lo ponga de titular, porque ¡a ver cómo se explica en la prensa el que Llorente sea reserva después de lo vivido con Clemente y Sarabia! ¿En qué se está convirtiendo Muniaín? ¿Y San José, al que don Marcelo no ve más apto que Amorebieta? ¿E Iturraspe, aquella perla que empezó a brillar con el sevillano Jokin? ¿Qué ha perdido Iraola? ¿Por qué se desquicia tanto Ander Herrera?
    
En Bilbao gusta la cabezonería, y por eso Marcelo Bielsa va a gozar de cuartelillo, pero ya les digo a ustedes que si Paco Jémez coge ese Athletic lo hacen lehendakari. Puestos a elegir entre cabezotas, es preferible el de menos peligro... y por supuesto, el más barato.

Paco Jémez, equilibrista sin red

El reñidero español

-Las masas españolas han abandonado a la Iglesia, no porque hayan perdido el fervor religioso tradicional de la raza hispana, sino porque ha sido la Iglesia española la que lo ha perdido. La necesidad de una fe fanática, sin la cual el alma española parece incapaz de vivir, ha encontrado otros canales para manifestarse
Franz Borkenau, El reñidero español

Click de la Velada del 24 de Noviembre


Casillas y el capitán Cook



Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    Leemos en Camba, su biógrafo más sencillo, que cuando el capitán Cook desembarcó por primera vez en la isla de Tonga, los jefes locales no lograron ponerse de acuerdo sobre la mejor manera de merendárselo.

    Unos proponían asarlo, otros, cocerlo, y esta diferencia de opiniones fue lo que salvó la vida al Mejor Navegante del Mundo, pero el capitán Cook no se enteró de nada.

    –Como un grupo de cocineros que estuviese examinando una pieza de caza excepcional, los sibaríticos jefezuelos lo palpaban uno tras otro, lo acariciaban, lo olían, le lamían las manos, y el cándido capitán Cook, interpretando aquellas extrañas acciones como pruebas de simpatía y afecto, le puso al grupo de islas que acababa de descubrir el nombre de Islas Amistosas (Friendly Islands).
    
A ese capitán Cook de Móstoles (marinero de agua dulce) que para el cuento viene a ser hoy Casillas la socialdemocracia cultural lo ha hecho príncipe de las Islas Amistosas del Consenso por su amistad con Xavi, pues fue Casillas quien telefoneó a Xavi, que no se ponía al aparato hasta que lo convenció Puyol, al que Piqué ha echado de menos en la gala del Teatro Campoamor en Oviedo, y yo también, por ser este Puyol el barcelonés más original en el vestir desde los tiempos de Pitito, marqués de Martell.
    
Si Pitito entró con un traje de cascabeles al Royalty Theatre de Londres una vez empezado el espectáculo “Oh Calcutta!”, Puyol se presentó en la gala de la Uefa en Mónaco vestido de Chanquete, referencia moral del tiquitaca, que ahí está la imagen de Jabois con ese Xavi que interrumpe un rondo en la Masía gritando “¡Ha muerto Chanquete!”
    
El ruido futbolero nos ha impedido escuchar lo importante de Oviedo, que fue el discurso del Príncipe de Asturias, pero Íker y Xavi, que llegaron al Principado como una fábula de Tod y Toby, salieron de allí convertidos en el Joselito y la Marisol del poszapaterismo.
    
Por encima de nuestra competencia está nuestra amistad –dijo Casillas, que cree que la peregrina costumbre del nacionalismo culé de merendarse a los visitantes blancos sólo es para demostrar lo mucho que gustan en Barcelona las visitas.

    Para estas inmadureces estaban antes los internados y la mili, donde el guerrero intimaba, por ejemplo, con el lema de todos los regimientos escoceses: “Nemo me impune lacessit” (“Nadie me insulta impunemente”), que viene muy bien para competir, mas no para amistar, claro, con lo que estos guerreros de ahora se nos quedan, según el nuevo psicoanálisis, en “niños divinos” y “tiranos de la trona”.
    
Tengo mucho corte. ¡Mucho corte! –decía Casillas por los pasillos del Campoamor, pues Casillas carece del desparpajo tiquitáquico de Xavi, que va de San Jorge matando de muermo con un rondo al dragón, o de la solvencia filosófica de Del Bosque, que tiró de ética kantiana para justificar esta amistad ikerxavihonda. (Del Bosque estuvo en un burladero de Nimes viendo a José Tomás, cuyo toreo sólo se explica, según el propio torero, por Hegel.)
    
Xavillas, escriben en un tuit.


Pitito, marqués de Martell

CAPARRÓS EN EL DESIERTO
    “El Balón de Oro, desierto, por pesados”, dice Caparrós. Pero el Balón de Oro es marketing, y el marketing, el dinero de las nóminas. Mourinho y Cristiano, que vienen de Inglaterra, lo saben. Guardiola, que es catalán, también: daba la papeleta de votar como Romanones, y no le chistaban. Casillas está más por la cosa de los amigos, como en el colegio. Si un empleado de Coca-Cola favoreciera al marketing de Pepsi-Cola por un asunto de colegueo, lo mandarían a repartir… pepsi-colas. Pero esto es predicar en el desierto.
El rondo de Pitito

Victorino, el toro

El perrillo de Fermín Mondaraiz Mosulén, émulo del Perro Paco,
 tratando de animar al Belador para volver a los corrales tras su indulto
Corrida de la Prensa 1982
 
 José Ramón Márquez

Yo creo, y si me equivoco que me corrijan, que fue en 2009 cuando Victorino Martín tocó fondo. La decepción tremenda que llevó aquel año la A cornada a las importantes citas de Sevilla y de Madrid, donde fueron despedidos los toros a silbidos, y el tono general de la vacada durante aquella temporada nos sumió a los seguidores de esta ganadería en una inquietante incertidumbre, preludio de nada bueno. Y tras eso, como si lo anterior hubiese sido una malhadada premonición, se produjo la ausencia: dos años consecutivos sin venir a Madrid.

Es importante que se entienda bien la especial significación que tiene Victorino Martín. La cosa empezó a lo grande con su presentación como ganadero en Madrid en una corrida de toreros modestísimos en agosto de 1968 en la que los toros, en la certera opinión que publicó Andrés Travesí en ABC, además de ir veinte veces al caballo tuvieron genio, poder y rasgos de bravura, a excepción del cuarto, que manseó en varas. Desde aquel momento  la divisa azul y roja ha sido la seña de identidad, por no decir el clavo ardiendo, para una legión de aficionados, pues Victorino Martín ha sido la constante demostración de que el toro de lidia fiero, encastado y serio existía en la realidad y no era algo de las láminas de Perea. Es muy revelador el que ya Andrés Travesí incida en este crucial aspecto en la citada crónica de la primera corrida de toros de Victorino en Madrid.

Porque lo que Victorino trajo y de lo que, con los matices que se quieran poner, no se ha apeado de manera notoria hasta la actualidad es en el hecho de mantener una innegable fidelidad a una línea que proclama que más allá de las decadentes visiones del toro, del pobre toro,  animal reducido al papel de comparsa, de ‘materia artística’, de arcilla sobre la que se esculpe ese neotoreo que se hace a base de posturas aflamencadas y chulescas, existe el toro auténtico que declara inequívocamente las inmutables verdades de la seriedad y el cuajo, que pregona con su fiereza y con su presencia el honor de su divisa y que exige a los toreros decoro, respeto, valor y conocimientos.

Y esto, para aumentar el propio mérito, lo ha hecho Victorino Martín poniendo a sus toros a divulgar su verdad ganadera en las grandes ferias, en las plazas de importancia, incluso al final en la mismísima Sevilla, tan de los suyos. Quiere hacerse notar con esto que la trascendencia del ganadero Victorino no es algo que nazca del reducido boca a boca de aficionados más o menos enterados, ni del anuncio de su ganado en exclusivas citas toristas, ni de lidiar en minúsculas plazas del sur de Francia o en corridas semi clandestinas a las que se acude en peregrinación al reclamo de tal o cual pequeña ganadería o mítico hierro en trance de desaparición, sino de su presencia en las grandes Ferias, Madrid la primera, compitiendo de tú a tú contra las corrientes dominantes del juampedrismo et alt., poniendo con harta frecuencia el adecuado punto de comparación entre lo que debe ser el toro de lidia, cuando se le respeta, frente a lo que nunca debió llegar a ser.

En este año doce, para nuestra ventura, ahí hemos tenido a Victorino campando de nuevo por sus fueros. Llama la atención que cuando tantos se han rendido a la prescindible verdad modernesca de un torero que se trae los toros bajo el brazo, toros nimeños a los que se indulta por el dudoso mérito de dejarse hacer de todo y de saltar al callejón, cuando para tantos aficionados la verdad del toreo es ya sólo la admiración de un femenino cimbreo de cintura, de un mohín o de unas posturas, cuando el torero artista ha devenido en una ridícula flor de invernadero, Victorino Martín Andrés, ganadero de toros de lidia, ha llevado por esas plazas a sus toros para proclamar la buena y eterna nueva del toro que impone su seriedad, en una temporada que abarca desde Castellón, en dos notables mano a mano ganaderos con Miura y con Cuadri, hasta Úbeda, con un toro que fue indultado sin siquiera haber intentado saltar al callejón, comportamiento nada nimeño.

Y entre medias, entre marzo y octubre, la corrida de Sevilla, la de Valencia, la de Madrid, la de Santander, y los toros de concurso en Bilbao y Logroño, que hayamos visto con estos ojitos, y las que por unas cosas u otras nos perdimos, especialmente la de Bilbao, con Urdiales, la de Logroño, de nuevo con la torería de Urdiales, y la de Gijón con Cid y Uceda a hombros. Toros y toreros, lo que nunca debió dejar de ser esto.

 Detrás de esta larga, fecunda, historia ganadera se encuentra el hombre que este año ha cumplido los cincuenta y un años ganaderos desde que lidió su primera corrida de toros, que es un año más de los que tuvo don Vicente José Vázquez su histórica vacada seminal (1780-1830), el hombre que fue paseado a hombros en Madrid en la llamada ‘corrida del siglo’, feria de San Isidro de 1982, el ganadero que crió al Mediaonza, al Baratero, al Belador, al Jaquetón, al Bodeguero, al Pobretón, al Ventolero, al Director, por decir unos cuantos toros mitológicos, el ganadero que en este año doce puso en la plaza de Gijón al toro Pastelero, pura reivindicación del toro de Albaserrada, del toro de lidia, del terror.

¡Y al cuerno lo del avión!

Luna llena

 Campo de Chinchón

Calle de Lista
El kit del opositor


Calle de Lista
Ferretería

Calle de Lista
Señuelo para incautos

Calle de Lista
Lago artificial
Altura: Nº, 87
Edad: 12 años
Destinado a aparcadero de motos
Los moteros aparcan en la acera
Los automovilistas anfibios ven el hueco y se meten
Los agentes municipales surgen de lo desconocido y les multan
Lema: "Al ave de paso, cañazo"

Feria de San Martín

Lunes, 29 de octubre

POR EL CAMBIO
 
A Rubalcaba, que quiere cambiar el Psoe para que siga siendo el Psoe: de toro a buey se puede pasar; de buey a toro, no.

Ignacio Ruiz Quintano

domingo, 28 de octubre de 2012

El fondo de las cosas


¿Por qué dicen Cristiano cuando quieren decir Messi?



Messi escupe a Duda

Sobre el escándalo po (ético) del Ciudad de Burgos. Esto es lo que hay

 -Nuestra misión como Instituto Municipal de Cultura es optar por el mejor jurado, que en este caso está suficientemente refutado en los campos artísticos, literarios y editoriales, y que ellos decidan sin que les demos ninguna indicación. Mantenemos el máximo respeto sobre su decisión porque son personas con una trayectoria consolidada.

Fernando Gómez, jefe pepero de la cultura municipal en Burgos, 
sobre el jurado presidido por Luisito García Montero a su paisano y correligionario
 Daniel Rodríguez Moya, que no estaba preseleccionado

Para matar el rato durante esta hora de más


La vida es sueño


Domingo, 28 de octubre

CALENDARIO


Ignacio Ruiz Quintano

París

Baroja (con Gregorio Marañón) en París

Ignacio Ruiz Quintano
Abc Cultural

    Malos tiempos para el arte.

    Con la crisis, el arte se va “al mejor postor”, dice Zugaza, el señor del Prado, y el mejor postor, según él, viene ahora de “los países emergentes”, que pueden pelarnos las colecciones, privando a los pobres demócratas, o a los demócratas pobres, de la contemplación del arte en los museos.

    El arte, ay, otra vez para los rastacueros.

    “Arrastracueros”, palabra que chiflaba a nuestros costumbristas, empezando por Baroja, es como los franceses llamaron a los señoritos argentinos enriquecidos en la primera guerra mundial con la venta de cuero.

    Hasta hace dos días, todos hemos visto en Madrid a algún rastacueros del arte.

    –Han descolgado las disecadas cabezas de ciervo y de jabalí para sustituirlas por sus Tàpies, sus Barceló o sus Gordillo –dice Pepe Cerdá, que recoge sus diálogos en “Pintor, pinta y calla”.

    “Para Tàpies bueno, el de Rodrigálvarez, y qué bien de precio que lo consiguió” “Sí, pero nada tiene que ver con tu sopa de Barceló, mira que tienes ojo, y eso que me aconsejaste que comprara entonces…” “No te quejes, que ya diste en el blanco con Pérez Villalta, en la primera exposición en Soledad… y fíjate cómo se ha puesto” “Por cierto, me han dicho que hay un chico que promete mucho, lo apadrina Schnabel y creo que ya tiene apalabrada una exposición en Nueva York…” Etcétera.

    Tampoco ahora nos salvará París.

    París, como certera, aunque inútilmente, trataba de explicar Cerdá a un pedante en una exposición, no existe ni existió jamás: fue una de las mejores operaciones de marketing de todos los tiempos, y sólo existe en el ideario de miles de personas “cultas” repartidas por el mundo que hablan de París sin conocerla.

    –Es lo mismo que Disneylandia, pero para mayores. Por eso Eurodisney está allí.
    
Lo que Cerdá no le dijo al pedante es que dejó París por no trabajar de pato Donald “para que él pudiese hacerse una foto con su señora y niños, y los libros de Proust, a mi vera”.

"Vete, tu fe te ha salvado"

DOMINGO, 28 DE OCTUBRE

Llegan a Jericó. Y cuando salía de Jericó, acompañado de sus discípulos y de una gran muchedumbre, el hijo de Timeo (Bartimeo), un mendigo ciego, estaba sentado junto al camino. Al enterarse de que era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: «¡Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí!» Muchos le increpaban para que se callara. Pero él gritaba mucho más: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!» Jesús se detuvo y dijo:

-Llamadle.

 Llaman al ciego, diciéndole: «¡Ánimo, levántate! Te llama.» Y él, arrojando su manto, dio un brinco y vino ante Jesús. Jesús, dirigiéndose a él, le dijo:

-¿Qué quieres que te haga?

El ciego le dijo: «Rabbuní, ¡que vea!» Jesús le dijo:

-Vete, tu fe te ha salvado.

 Y al instante recobró la vista y le seguía por el camino.

Marcos 10, 46-52

sábado, 27 de octubre de 2012

El sueño de Mascherano

 
ESTO EXPLICARÍA TODOS LOS GOLES EN PROPIA QUE METE MASCHERANO

@PuntoPalote

Lupus

El Dr. House, gran diagnosticador de lupus
con el guante entre Gilda e Íker
Click 

Pedro Ampudia

Ayer recibieron el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica dos investigadores, un biólogo y un patólogo, especialmente dedicados al estudio del sistema inmunológico humano. El jurado destacó las contribuciones decisivas de Gregory Winter y Richard A. Lerner al campo de la inmunología y, más concretamente, por la obtención de anticuerpos de gran valor terapéutico. El sistema inmunológico es el sistema defensivo del organismo que detecta sustancias, virus y micro-organismos externos al cuerpo y los neutraliza. Los glóbulos blancos son las células defensivas encargadas de la respuesta inmunológica. El sistema linfático y los ganglios linfáticos recogen los agentes invasores y los drenan para neutralizarlos y eliminarlos. Aunque todos los seres vivos cuentan con un sistema inmunológico es en  los vertebrados donde ha alcanzado mayores niveles de especialización. En el ser humano la complejidad del sistema  llega al punto de ser capaz de reconocer con el tiempo patógenos específicos más eficientemente. A este proceso de adaptación se le llama "inmunidad adaptativa" o "inmunidad adquirida" capaz de poder crear una memoria inmunológica. La memoria inmunológica creada desde una respuesta primaria a un patógeno específico, proporciona una respuesta mejorada a encuentros secundarios con ese mismo patógeno específico. Este proceso de inmunidad adquirida es la base de la vacunación.

El sistema inmunitario es un complejo notablemente eficaz que incorpora especificidad, inducibilidad y adaptación. No obstante, a veces se producen fallos que pueden agruparse, de forma genérica, dentro de las tres siguientes categorías: inmunodeficiencia, autoinmunidad e hipersensibilidad.

La inmunodeficiencia ocurre cuando uno o más de los componentes del sistema inmunitario quedan inactivos. La inmunodeficiencia puede ser heredada o adquirida. Las respuestas inmunes exageradas abarcan el otro extremo de la disfunción inmunitaria, particularmente las enfermedades autoinmunes. Aquí el sistema inmunitario falla en distinguir adecuadamente lo propio de lo extraño y ataca a partes del propio organismo. La hipersensibilidad es una inmunorespuesta que daña los tejidos propios del cuerpo.

Como ya hemos dicho, una enfermedad autoinmune es una enfermedad causada porque el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo. En este caso, el sistema inmunitario se convierte en el agresor y ataca a partes del cuerpo en vez de protegerlo. Existe una respuesta inmune exagerada contra sustancias y tejidos que normalmente están presentes en el cuerpo. Una de estas enfermedades autoinmunes es el Lupus, que puede afectar cualquier parte del organismo y cuyo curso es impredecible, con periodos de crisis alternados con remisión. La causa exacta de la enfermedad es desconocida, y no hay consenso en si es una sola circunstancia o un grupo de enfermedades relacionadas. Sin embargo, al tratarse de una enfermedad autoinmune hay distintos factores que pueden influir en el sistema inmunitario y provocar lupus. Se han supuesto varias hipótesis, entre ellas la genética y la ambiental. Desgraciadamente, hasta el momento no hay una cura y sólo se pueden tratar los síntomas.

Otro de los premiados ayer con un Premio Príncipe de Asturias fue Iker Casillas, capitán del Real Madrid.



(Fuentes:  Página oficial Fundación Príncipe de Asturias, Wikipedia, Página oficial U.S. National Library of Medicine)

Escándalo (ético) en el Premio de Poesía Ciudad de Burgos

Luisito García Montero
 con pajarita en la fiesta de Chivas

Al jurado, compuesto por Luis García Montero (presidente), Joan Margarit, Jesús Jiménez, Chus Visor (también editor) y José Luis Morante le llegaron 11 trabajos de los 141 que concurrieron al concurso. Ninguno de esos 11 fue el ganador. A última hora, el jurado decidió incluir dos poemarios más, uno de los cuales, Las cosas que se dicen en voz baja, del granadino Daniel Rodríguez Moya, fue finalmente elegido (...) Esto ha desatado la ira de los preseleccionadores, Ricardo Ruiz y Pedro Olaya, que ayer denunciaron «la actitud que tanto la editorial Visor como algunos acreditados miembros del jurado, que presumen de ética, han puesto en práctica para premiar un trabajo que, dada su escasa calidad, no había sido seleccionado previamente y que no dudaron en incluir entre las obras finalistas para, sin recato ni pudor alguno, otorgarle el reconocido premio poético».

Click

Luisito García Montero descamisado
 en el Jurado del Ciudad de Burgos

La estrella de Padilla

Juan José Padilla y Catalina Luca de Tena en Abc Punto Radio

José Santugini

Solapa:

José Santugini (Toledo 1903 - Madrid 1958) es uno de los humoristas menos conocidos de la generación que surgió de las páginas de la revista Buen Humor. Fue director de cine y de teatro, aunque quizá sea más conocido como guionista de cine por sus trabajos en colaboración con Ladislao Vajda y con Edgar Neville en La torre de los siete jorobados.
En las necrologías que lamentaron su prematura muerte se afirma que Santugini es "acaso el mejor guionista cinematográfico que en la actualidad poseía nuestro país".

Orquestas caníbales, ratas de hotel, trepadores de fachadas, mujeres extraordinarias y actores extra, fantasmas residentes, almas de tamaño descomunal, magos de caracterización y otros increíbles y singulares personajes son los protagonistas de estos notables relatos escritos por José Santugini en las primeras décadas del siglo XX y publicados en revistas de entonces como Buen Humor, Blanco y Negro o Cinegramas.

J. R. M.

Marías

Lassalle, el mendigo de Benjamin

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    El escritor Marías rechaza veinte mil euros del Estado y al contribuyente español casi le entran ganas de leer a Marías.

    Qué ejemplo para Íker y Xavi, esos tiranos de la trona, pero por algo dice Pemán que los genios son mucho menos puros que los pedantes. ¿Cómo negar a Íker y Xavi su condición de genios del marketing socialdemócrata, o a Marías su obsesión de pedante remilgado por ser, antes que escritor, puro?
    
No me gusta que el Estado envuelva con homenajes a sus intelectuales –avisa el chileno Lafourcade–, porque esto nunca es gratuito, como lo señala el proverbio árabe que dice: “¿Por qué me humillas con tu generosidad?”
    
Mientras Lucía Etxebarría se despeina, furiosa, por los veinte millones de euros que Amancio Ortega dona a Cáritas, Marías, cuya vida es otro “estar en activo” de pureza juanramoniana, rechaza los veinte mil euros del subsecretario Lassalle, que hace de mendigo que llama a la puerta en la profecía de Walter Benjamin.
    
Juan Ramón recibió el Nobel llorando en la cama, escena que para Lassalle bien debía de valer la inversión de veinte mil euros del cepillo cultural, aunque a Marías, para ser Juan Ramón, le falten “Platero” y una Zenobia.
    
Marías tiene traducciones, pero hay una ley, y volvemos a Pemán, por la cual nadie se conforma con la gloria puramente profesional.

    –El que es seleccionado de la masa por su profesión prueba un buchito dulce de gloria, pero en seguida pide una gloria más aparente, más estridente. Y entonces, además de chófer o aviador, decide ser “izquierdista”.
    
Como Marías.

    El sevillano Alejandro Sawa llevó en París a Rubén a conocer a Verlaine: “¡Qué gloria!”, exclamó Rubén. Y Verlaine:

    –¡La gloria! ¡La gloria! ¡Mierda y otra vez mierda!
    
Y la Etxeberría con esos pelos.

Un madridista hasta los c...

Puxa Xavillas!


@Jarroson 

Viernes 26 de octubre. Una semana entera de lunes a domingo trabajando, llego a casa cansado y con apenas 2 o 3 horas de descanso para todo el fin de semana. En un mundo para lelos, Xavi y Casillas han debido recibir en Asturias un premio por su amistad (sic), así está el patio en España (...)

Los Príncipes de Asturias, como los amantes de Teruel, tonta ella, tonto él. Las caricias, los gestos forzados, los discursos vacíos,  el masaje al ego de dos panolis con pretensiones, como si quisieran hacernos creer en el amor entre enemigos deportivos a nosotros, que hemos vivido a Hierro y Stoichkov, a Redondo y Rivaldo, todo porque un día ganadon un puto mundial. Ganar un mundial en un país de perdedores creó tal impacto que los jugadores se vieron con carta blanca para moralizar al resto del país con el beneplácito de la prensa (...)

Florentino llegó al Madrid, vendió a un ídolo del madridismo y fichó al tío que más asco le daba a cualquier madridista en aquellos instantes. Daba mucho asco pero era el mejor del momento. El Florentino de ahora se amilana ante quien, de no ser por el fútbol, habría sido un estudiante mediocre de económicas que saca la carrera en 7 años y medio con un 5 de media, un cazurro andaluz y sus compinches, que cuando se retiren del fútbol, oh sorpresa, se darán cuenta de que han salido todos independentistas (...)

¡Y eso que al lado tiene al mejor entrenador que podría tener! ¡Imaginad cuando Mourinho no esté! ¡Esta puta mierda de club se va al carajo! Apretaos los machos, que como siga envejeciendo a este ritmo en dos o tres años vuelve a estar Valdano al frente con sus Pedro Leones, con sus Canales, sus Pavones, sus Freddy Rincones, sus Quieroces y Pellegrinis (...)

Así que, Casillas, te lo voy a explicar paso a paso. Xavi puede permitirse el lujo de pasearte con correa porque Xavi, tu amigo Xavi, te ha metido 6 en tu casa, 5 en la suya y te ha echado de una final de Copa de Europa -el leitmotiv del club que te paga 7 millones al año- fingiendo y llevándose las manos a la cara cuando le golpeaban en el hombro y porque infiltrarse en tu afecto le reporta beneficios a su club (...)

Siete llaves al sepulcro de Raúl, de Casillas, de los futbolistas dinosaurios que dejan de estar en sintonía con el club, bien sean motivos deportivos o políticos. Como hizo, por cierto, Bernabéu con Di Stefano, o incluso el mismo Florentino con Hierro. Porque los piperos y los ignorantes que piensan que el Madrid debe pagar unas buenas temporadas con un contrato ilimitado y carta blanca institucional, lo que están haciendo no es agradecer, es hipotecar su club. El agradecimiento al esfuerzo y los aciertos del jugador ya va en el extraordinario sueldo y vida llena de facilidades que implica el hecho de jugar en el Madrid (...)

Cuando Jose Mourinho, harto de tanta mierda se vaya del Madrid, el Madrid se convertirá en el Benfica, un aristócrata fallecido al que iremos a llevar flores al cementerio.

Hala Madrid, pero sobre todo: ánimo José Mourinho.

El honor de rechazar premios

J. B. al baño Marías
(Colección Look de Té)

Jorge Bustos

Vaya por delante que Javier Marías me parece el escritor más sobrevalorado de España.

Si Javier Marías no sabe escribir, ilumíneme y dígame quién sí sabe hacerlo en este país, por favor. ¿Tal vez usted? —se me revuelve, con ese uso tan fulminantemente español del argumento ad hominem, una belicosa pero educada muchacha en Twitter.

No, mujer, yo no —le respondo—. Para los asuntos de la escritura, vaya a los siglos XIX y XX.

Si lo que uno verdaderamente pretende es formarse en la excelencia literaria y colocar con justeza sus listones, no debería salir de los autores muertos durante una inmersión formativa mínima de 10 años, empezando por Homero, pasando por Dante, siguiendo por Flaubert y terminando por Joyce, con alguna concesión piadosa a epígonos de mérito como Camus o García Márquez, que está vivo todavía. Ése ha de ser el listón, coño. Y luego, para entretener las idas al baño, estamos ya los articulistas y los novelistas de la posmodernidad.

Este año ya llevo rechazados 35.000 euros en premios —ha declarado sin embargo Marías, y esto, señores, ya es otra cosa. Porque, como sabía Pla y es precepto de guardar en toda civilización mediterránea, la moneda es el fundamento de la moral y uno vale exactamente el dinero que esté dispuesto a perder cuando se presentan a comprarte.

Seguir leyendo: Click

SOBRE MARÍAS

Hasta siempre, Boni

Calle de Lagasca
Galería Marita Segovia

J. R. M.

Kilian Grotesque Ornament


Caridad y Justicia

Como Amancio Ortega ha donado una buena cantidad de dinero a Cáritas, una inefable literata del país (¿por qué por el mero hecho de escribir malas novelas a algunos se los considera intelectuales?) ha hecho pública su indignación moral clamando al cielo de la verdad que "la caridad no es justicia y que, de hecho, la caridad solo puede existir en ausencia de la justicia". A  mi la caridad me impide decir crudamente lo que pienso de semejante estupidez y, sobre todo, de la señora que la ha expelido, pero, desde luego, no se me ocurrirá decirle al próximo que me tienda la mano pidiéndome un céntimo que en lugar de reclamarme a mi caridad, vaya a reclamarle a la historia la justicia que le niega, y que si mientras tanto se muere de hambre, la culpa será de la injusticia y no de mi falta de caridad.

Defendiendo la privacidad de lo público

A por otra

Francisco Javier Gómez Izquierdo

¿Cómo es posible que una jornada de trabajo tenga veinticinco horas y media? ¿Es admisible una nómina de tres mil euros al mes para una limpiadora? ¿A qué se han dedicado las copiosas plantillas de los Institutos de Empleo de las provincias andaluzas? ¿Qué paciencia ha de tener un ciudadano para soportar manifestaciones de cientos de interinos contratados a dedo por unos alcaldes -progresistas de mucho tronío, por supuesto- quejándose por la injusticia de someter esos puestos de trabajo al preceptivo concurso-oposición?

      -Vendrá gente preparada hasta de Santander y me quitará el puesto de trabajo que conseguí hace 20 años.
      
Los ejércitos colocados en Andalucía por el parentesco y el carné andan soliviantados ante el reclamo de la ley  y ni sueltan la bandera colorá ni perdonan un día en la calle con megáfono. Creo que los tribunales han descubierto más de veinte mil individuos a los que tocó el hada de la Junta, convirtiéndolos en funcionarios, y aquí no cuenta el personal de Ayuntamientos ni Diputaciones.
     
Los disparatados contubernios que se negociaban en las sedes administrativas entre consejeros de la Junta, concejales de los Ayuntamientos y demás barandas con doble carné -partido y sindicato- han dejado escritos acuerdos laborales y convenios colectivos que no cabrían en cien tomos dedicados al disparate democrático. Que esos funcionarios impostados no tuvieran que acudir a sus puestos de trabajo -donde no había nada que hacer- más de treinta y cinco horas semanales era un logro sindical y por tanto un derecho adquirido. Que haya colectivos con más de diez moscosos es un acto de justicia y que el herrero de una cuadra municipal se lleve cinco mil leurazos mensuales es un ejemplo de reconocimiento de los oficios ancestrales.
     
Hoy me ha retenido en el coche hasta después de las cuatro de la tarde la misma cuadrilla de todos los días. La cuadrilla que se pone un  lunes en los ministerios, el martes  en el bulevar, el miércoles en la Ronda y el jueves en las Tendillas. La palabra clave es “recortes” y las banderas siempre son rojas. La tele me dice que la manía no sólo es andaluza , sino que es costumbre en todo el país y que tras las pancartas hay desprecio por el que trabaja y odio hacia la prosperidad.
     
El presidente Griñán, mecido  en los brazos de los compis de ese Sánchez Gordillo que con tanta aplicación analfabetiza a la gente de su pueblo, se va a poner en huelga contra el gobierno de la nación porque así se lo manda la rama leninista de San Telmo, hueca de ínfulas revolucionarias, por lo que estamos expectantes ante los probables impulsos de asalto a saco de los mercadonas del explotador Roig en ese día 14 por venir. Otro esquirol que se atreve a mantener cien mil familias sin ninguna vergüenza es el don Amancio de ZARA, al que se la tienen jurada las huestes que coleguean con don José Antonio. Las mismas que me han dado la tarde y que mañana darán el día a cualquier desprevenido. Las que creen que trabajar es enseñar preservativos de colores a los escolares de la ESO que visitan la casa municipal de la juventud, en el programa de actividades culturales ideado por una concejala, hoy consejera comunista... y a dos mil euros al mes, luciendo rasta y argolla en la nariz.

A tapar las calles

Sábado, 27 de octubre

DE MAYOR A MENOR

Indíbil y Mandonio, Justo y Pastor, Pecos, Enrique y Ana, Íker y Xavi

Ignacio Ruiz Quintano

viernes, 26 de octubre de 2012

Canción de otoño

J. B., a la ira del animoso viento
(Colección Look de Té)

Jorge Bustos

El exceso español empieza por su clima. Aquí oscilamos violentamente de la pertinaz sequía, que cuartea los sembrados y pone súplicas pluviales en los labios campesinos, al parto cósmico de las nubes, que inunda los campings y desata juramentos arameos en las mentes fenicias de las compañías de seguros. El español comprende sólo en abstracto la necesidad de la lluvia, y quiere que llueva en otra parte o directamente café en el campo, y que otros lo recojan. Yo tengo comprobado cómo enseguida tuerce las bocas de los viandantes madrileños la mera visión de un paraguas que porta por si acaso una pensionista reumática demasiado previsora. ¡Señora, no sea usted gafe y esconda ahora mismo ese paraguas, que al final va a llover!, es el reproche que todos a su alrededor parecen formular con ojos torvos. Y al final, efectivamente, llueve.

Cada otoño sucede lo mismo. Nos felicitamos de la prórroga paternalista del estío, apuramos la camiseta y bendecimos si hace falta el calentamiento global. Hasta que el ciclo inexorable de las estaciones culmina su vuelta y persuade a Televisión Española de una urgencia informativa: la de exponer las chisporroteantes melenas de sus delegadas provinciales –embutidas en coquetos impermeables y en esas espantosas katiuskas que debieran comprarse tiritando, con mitones de lana y cartilla de racionamiento– a la ira del animoso viento, y la furia del mar y el movimiento, que diría el son de la baja lira de Garcilaso, si Garcilaso viviera.

Seguir leyendo: Click

A Hughes

 La Barcelona de
Pitito 

PIDIENDO GUERRA

Hughes

(A I.R.Q. que a veces es el único diálogo de la mañana)

Unos políticos catañanes han llevado a Europa una petición de amparo, llamémosle así, temiendo la invasión militar española, otra más, una reinvasión, se supone, porque si ya están dominados militarmente, el militar que apareciese ya sería una redundancia, pero el caso es que se teme la directa agresión del castro español. Esto -lo ha visto muy bien Ruiz-Quintano en su columna de hoy-  es hacer un Busquets: tirarse al suelo fingiendo una agresión que sólo se produce en la imaginación peliculera y victimizada de estos señores que son, de algún modo, eróticamente víctimas, que tienen la erotomanía de ser víctimas y se inventan una guerra de Gila o un Tropic Thunder para satisfacer su pretensión voluptuosa y cachondona de que les agredan. Hay gente, no nos engañemos, a la que le pone un buen guantazo. De algún modo, la verdad, están pidiendo guerra y más que inventar una Cataluña que no existió nunca perpetúan en sus fantasías una España que declina, porque viven del recuerdo del coronel español, de eternizar una figura pasada, la del pronunciamiento y el tanque revoltoso.  Estos señores son los grandes nostálgicos de España, los perpetuadores necesarios de una España kitsch y retrospectiva.

Si un general tosiera muy fuerte en Cataluña o pegara un golpe con la ficha del dominó en el velador de hueso ya podrían decir que algo se está tramando…

El caso es que escarbando en la noticia descubre uno que entre los firmantes se encuentra un político-escritor, un político con la vanidad de la primera novela, que es el tostón que cada español que sabe juntar tres letras le endilga a la posteridad. La obra del abajofirmante, cuyo nombre, por cuestiones de urgencia laboral no puedo preocuparme en averiguar, se titula “Sayonara, Sushi” y es un thriller sobre la pesca del atún rojo, la caza indiscriminada y abusiva del atún rojo. ¡Si habrá ingerido sushi el autor para acabar preocupándose por la cuestión! Es una sensibilidad de almadraba, ecologismo de japonería, desconociendo que el gran comedor político de atún es Gómez, izquierdista madrileño.

Por tanto, otra diferencia irreconciliable y otro hecho diferencial es la sensibilidad del atún, que primero fue el toro bravo y ahora va a ser el atún rojo.

Y así, con estas maquinaciones políticas, se nos revela otro título imprescindible, conociendo como conocíamos “Jesucristo era marica”, la primera obra de Jair, el del tir al genoll de Sostres, y Barcelona se nos va dibujando en la imaginación como un territorio disolvente, infantilizado y absurdo configurado, sobre todo, por el desnortamiento cultural que va a ser, antes que el idioma, el gran problema de allí.

A Cataluña, antes que españolizarla, habría que catalanizarla de nuevo. Que redescubriera su mejor tradición, porque con el sushi capitalista, el cristo sarasa y la imitatio neoyorquina en gironí muy lejos no se puede llegar. Parece, y es bien triste, que de los novísimos se hubiera pasado a los tontísimos.


La Barcelona de Mas